0

Sucot

Fiesta de los Tabernáculos

La Temporada de Nuestra Alegría

Las Fiestas

La Fiesta de los Tabernáculos (o Tiendas, como el nombre indica) Es una de tres Fiestas de “peregrinajes” comandada por Dios en el Viejo Testamento. Levíticos 23 enseña que adicional al día Sábado, los Israelitas tienen que observar la Fiesta de la Pesaj (Pascua y 7 días de Panes sin Levadura), Shavuot (Pentecostés), y Sucot (Yom Teruah, (Trompetas), Yom Kippur (Expiación), y Tabernáculos o Tiendas junto a la fiesta de un día llamada “Shemini Atzoreth”, ‘El Octavo día’. Cada una de las Fiestas (excepto a el Sábado semanal) están centradas en la cosecha agricultura, la misma ilustra el plan de Dios para la salvación de la humanidad. Sin un buen entendimiento de las fiestas, una persona no puede tener entendimiento bíblico para comprender como Elohim va a traer salvación a Su pueblo.

A pesar del hecho que hoy la gente Judía son los más visibles observando estas fiestas, las fiestas no son necesariamente judías. El texto muestra que estas son las ‘Fiestas del Señor’, dadas a las doce tribus de Israel, no solo los judíos.  A través de una persona creer en Y’shua (Jesús), la observación de estas fiestas está extendida a él o ella…porque. . .

. . . y si ustedes son de Y’shua, son, por tanto, simiente de Abraham y herederos de acuerdo a la promesa. Gálatas 3:29

En el versículo 2 de Levíticos 23, la palabra hebrea para “fiesta” es “moéd”. En pensamiento Hebreo, moéd es como una cita. Es como si Dios mismo va a tomar de su tiempo separado de sus deberes para encontrarse con nosotros. Es como una cita- un tiempo especial entre Dios y Su gente. Para aquellos de nosotros que están casados, sabemos lo importante que es cuando “tenemos una cita”, y haremos todo lo posible para no dejarla pasar. Un estudio de historia Bíblica nos mostrara que muchos eventos mayores ocurrieron en una o más de estos ‘moedim’ (el plural of moéd)

También en el versículo 2, encontramos la palabra ‘convocación’ que es traducido de la palabra Hebrea ‘micrá’. Esta palabra Hebrea implica una lectura, presumiblemente de un evento histórico. Proviene de otra palabra que quiere decir “ensayo”. El texto Bíblico es muy claro que el sábado es un ensayo del día séptimo de creación- cuando Dios descanso de Su trabajo. El moedim es también un ensayo del plan de 7000 años de Dios, culminando con la boda del Mesías y su novia.

Levíticos 23:6 usa la palabra “fiesta” para la traducción de la palabra “chag”. Esta palabra implica asamblea. Esta palabra esta derivada de otra palabra Hebrea que quiere decir “marearse y danzar”. Entonces las fiestas de Dios son ocasiones felices, un tiempo de regocijo en canto, danza, buena comida, etc…

Cada año, más y más cristianos vienen al entendimiento de que hay valor en observar estas fiestas. Haciendo eso, ellos ven las escrituras comenzando a abrir y hacer mayor sentido. Le invitamos a usted a compartir el GOZO al observar las Fiestas de Dios.

La Fiesta de Sucot

Levíticos 23:33 discute el festival de Sucot (información adicional se encuentra en Deuteronomio 16 y otros lugares) Esta fiesta de otoño toma lugar justo al final de la cosecha de otoño en Jerusalén. Este es un recuerdo anual de cómo Dios le proveyó a los Israelitas durante los 40 años en el desierto – tiempo el cual Dios vivió en medio de ellos y los alimento con pan del cielo, causando que sus vestiduras no se gastaran, y les proveyó con jueces rectos. Este tiempo temporero fue una pintura profética del Reino milenio que se aproxima

El Templo de Salomón fue dedicado durante la fiesta de Cabañas. Esta fue otra pintura profética, significando el establecimiento de la dinastía Davídica, de la cual nuestro Mesías broto..  Aunque Salomón luego torna a idolatría, su (principio) reino es ejemplo del reino milenio el cual Salomón tenia tremenda sabiduría, grandes riquezas y paz con todos sus vecinos, Dios habitando en el Templo, y el establecimiento nuevamente de Jueces rectos.

En tiempos antiguos, los Israelitas hacían peregrinajes a Jerusalén tres veces al año para observar las fiestas. Junto a sus esposas y familias, ellos traían sus ofrendas de lo mejor de sus cosechas y ganado, junto a los diezmos del aumento. Estos fueron tiempos de gozo, porque reflejaban las bendiciones que Dios le había dado a su pueblo que camino en Sus enseñanzas.

Durante el festival de Sucot la gente construía pequeñas cabañas o tiendas (Suca) para vivir en ellas. La gente disfrutaba comprando en los bazares, visitando viñas, comiendo en las posadas, in congregándose con amigos y familiares. Ellos también participaban en las muchas actividades que se llevaban a cabo en el Templo- escuchando a un inspirado maestro (quizás Yeshua mismo), mirando a los sacerdotes hacer sus funciones diarias, tomando parte de las oraciones diarias, uniéndose a la multitud de personas viendo a los sacerdotes recoger el agua para el Beit ha Shuavah (Ceremonia de Verter Agua), y por supuesto, ofrecer los sacrificios y ofrendas. Siempre había más de lo que una persona podía hacer.

En la noche, los servicios oficiales del Templo daban por terminados., y el Templo tomaba otro propósito. Cada noche cuatro postes con cuatro luces cada uno eran erectos en la “Plaza de las Mujeres” justo al este del Templo. Cada luz consistía en una vasija grande de aceite, y en cada vasija había un numero de mechas hechas de “vestiduras de envolverse” las vestimentas viejas de los sacerdotes. Cuando estas luces eran encendidas, se dice que la ciudad entera de Jerusalén era iluminaba, haciéndola, en efecto, la luz brillante en el monte. Bajo estas luces, mucha gente se congregaba, danzando y regocijando durante la noche.

El primer día y el último día del festival se consideraban ‘Sábados’. En estos días como en el sábado semanal, las tiendas y posadas estaban cerradas. Estos días se dedicaban a descansar y estudiar en la sinagoga. Había lecturas específicas para cada uno de estos días, y la mayoría de la gente podía recitarlas de memoria. Eventos especiales también estaban siendo presentados en el Templo, como sacrificios adicionales hechos en aquellos días.

El profeta Zacarías dijo que no solo el pueblo de Dios, pero toda la humanidad será requerida a subir a Jerusalén cada otoño y observar el festival de los Tabernáculos. (Zacarías 14:16-19). La penalidad por no hacerlo será que no habrá lluvia, ej. Hambruna. Siendo que Sucot es una ocasión de júbilo, ¿porque la gente no quiere disfrutar del festival? ¡Nos hace pensar!

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>